Carta a Presidencia Julio 2020

Carta a presidencia, julio 2020

San José, 20 de julio de 2020

CGCR 161-2020

Sr. Carlos Alvarado Quesada, Presidente de la República.

Señores y señoras, opinión pública.

Estimados señores y señoras,

En esta coyuntura en que se encuentra Costa Rica y el mundo tenemos una gran oportunidad de ajustar el rumbo de esta nación. Aunque no lo parezca, la designación de la persona que va a reemplazar al Ministro de Ambiente es una de las decisiones de mayor trascendencia para el desarrollo y estabilidad del país.

Si continuamos por el rumbo actual de preservación radical de nuestros recursos a toda costa, no se vislumbra la posibilidad de lograr algún día una estabilidad económica mínima que permita la seguridad, salud y paz ciudadana. Si algo debemos aprender del COVID19 es que la salud y la dignidad humana se evaporan cuando la economía y la producción se paralizan. Es totalmente falso que debamos escoger entre salud y economía, es igualmente falso que tengamos que escoger entre turismo y  desarrollo.

Ideologías extremas sin fundamento en la técnica y la ciencia han demostrado que tienden a dar el fruto menos deseado. El subdesarrollo produce hambre que desemboca en vidas de subsistencia y actividades depredadoras sin consideraciones para con el ambiente ni para con el ser humano como parte integral de éste.

Actualmente existen ya profesionales de diversos campos que han caído en la indigencia en nuestra GAM, el desempleo y el subempleo están ya en niveles históricos. Ni el turismo, ni ninguna otra actividad productiva se pueden empezar a dar sin seguridad ciudadana, soberanía nacional y dignidad humana. Dicho sea de paso en muchos países ya le han sugerido a sus ciudadanos no visitar Costa Rica.

Pretender que podemos seguir endeudándonos como pueblo sin producir lo que si tenemos y podemos producir es la forma más segura de generar pobreza y miseria, que pueden llegar a ser irreversibles y fulminantes para todos.

Si dejamos la politiquería, Costa Rica puede poner en práctica la innovación y la ciencia y así lograr un aprovechamiento sostenible adecuado de nuestros recursos. Solo así se pueden asegurar la protección de la vida y del planeta de forma integral. Mientras tanto, la mejor opción del MINAE para acabar con el desastre conocido como Crucitas (eso no es una mina), ha sido pretender declarar un geoparque en la zona.

Es hora, por el bien de todos los ciudadanos y la existencia misma de la nación, que quien sea la persona designada como jerarca del MINAE empiece a respetar la legislación existente. Empezando entre otros por la Ley 7152. 

  • Ley Orgánica del Ministerio de Ambiente y Energía, dice en su Art. 2 a) ”El MINAE…..Asimismo, deberá realizary supervisar las investigaciones, las exploraciones técnicas y los estudios económicos de los recursos del sector. “
  1. b) Fomentar el desarrollo de los recursos naturales, energéticos y mineros.
  2. d) “Promover la investigación científica y tecnológica relacionada conlas materias de su competencia
  • Código de Minería, Ley 6797, Art 1º) “El Estado procurará explotar las riquezas mineras por sí mismo o por medio de organismos que dependan de él.

Artículo 6º.- “Se declara de utilidad pública toda la actividad minera….”

  • Reglamento al Código de Minería Decreto 29300-MINAE

Resultando  Artículo 1º)  “…..es importante que el Estado conserve su papel preponderante en la investigación, aprovechamiento y asignación de los recursos minerales junto al fomento de la actividad minera.”

2º) “Que es tarea del Estado asegurar que el desarrollo minero contribuya a incrementar el equilibrio social, ambiental, económico y político nacional. Equilibrio que debe darse principalmente en beneficio de las comunidades.”

3º)  “Que es necesario garantizar que la actividad minera se desarrolle en total armonía con el ambiente.”

Considerando 3º  “Que el Estado apoya el desarrollo ambientalmente sostenible de la industria minera costarricense, tanto en el campo metálico como en el no metálico.”

Artículo 5º b) Competencia – “Son funciones de la Dirección de Geología y Minas: “Controlar y monitorear todos los trabajos mineros que se efectúen en el país y los sistemas de exploración, explotación e investigación en materia minera.”

  1. c) “Coordinar el control de los aspectos de seguridad, y de protección ambiental, relativos a la operación de los sistemas de exploración y explotación, de acuerdo con la legislación vigente.”
  • Convenio de MINAMATA,

Artículo 2º) Cada Parte en cuyo territorio se realicen actividades de extracción y tratamiento de oro artesanales y en pequeña escala sujetas al presente artículo adoptará medidas para reducir y, cuando sea viable, eliminar el uso de mercurio y de compuestos de mercurio de esas actividades y las emisiones y liberaciones de mercurio en el medio ambiente provenientes de ellas.

Anexo C: 1b) Medidas para eliminar: i) La amalgamación del mineral en bruto; ii) La quema expuesta de la amalgama o amalgama procesada; iii) La quema de la amalgama en zonas residenciales; y iv) La lixiviación de cianuro en sedimentos, mineral en bruto o rocas a los que se ha agregado mercurio, sin eliminar primero el mercurio;

  • Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos:

Se reconoce la dignidad humana y sus derechos iguales e inalienables, libres de miseria  y con derechos económicos, sociales y culturales

Artículo 1º) Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación.

Artículo 2º “Para el logro de sus fines, todos los pueblos pueden disponer libremente  de sus                riquezas y recursos naturales, …….. En ningún caso podrá privarse a un pueblo de sus propios medios de susbsistencia”.

  • Declaración de Estocolmo: la Declaración de Estocolmo afirmó “…que en los países en desarrollo la mayoría de los problemas ambientales son causados por el mismo subdesarrollo. Millones continúan viviendo por debajo de los estándares mínimos de salud y salubridad. Por lo tanto los países en desarrollo deben dirigir todos sus esfuerzos hacia el desarrollo, teniendo en mente las prioridades y necesidades para salvaguardar y mejorar el ambiente.

En otras palabras, el desastre regional de Crucitas y de otros a nivel nacional que vulnerabilizan y victimizan al costarricense han sido posibles violentando la legislación que obliga al mismo MINAE y su jerarca a buscar y promover el mejor uso de nuestros recursos minerales.

Es interesante notar que el GEF (Global Environment Facility), el consorcio ambientalista más grande del mundo, tiene todo un programa para ayudar a países con problemas de contaminación con mercurio por orería ilegal para dejar esa práctica y hallar alternativas ambientalmente responsables. Siendo el ministro actual el contacto nacional para el GEF es extraño que no se buscó, durante más de dos años, aprovechar el conocimiento y los programas de la agrupación para ayudar a Costa Rica en esta crisis de orería ilegal. Era más fácil negar que existiera un desastre, así parece.

Luego de haber aportado datos erróneos en repetidas ocasiones a los medios, y faltado a la verdad ante  los diputados en la propia Asamblea Legislativa,  prometiendo una “solución integral” a la situación de Crucitas para enero del 2019, finalmente Carlos Manuel Rodríguez da su informe antes de partir, el Documento DM-0154-2020 del 30 de enero de 2020.En donde no solo falló en su apreciación económica sobre crucitas sino también falló en la parte AMBIENTAL Y SOCIAL.

En su segundo párrafo se desvincula, según él, del desastre que deja al país y que creció unas 360 veces más durante su función como ministro diciendo: “Por no ser competencia del MINAE no nos referiremos a otros temas de dominio público en la región, como la seguridad ciudadana en la zona, la migración ilegal, aspectos sanitarios de la población, disponibilidad de infraestructura en la zona o aspectos de tipo social o económico.”

Lo asombroso e irracional es que, si un ciudadano pretende iniciar un proyecto y requiere de la viabilidad ambiental otorgada por la SETENA, el proyecto y el estudio es rechazado y no se puede realizar si no cumple con las condiciones mínimas que satisfagan y mitiguen todos los aspectos sociales, aspectos económicos, disponibilidad de infraestructura, aspectos sanitarios, incluyendo migración si aplica, aspectos de seguridad ciudadana y ni hablar de soberanía nacional entre otros.

Es decir, el mismo ministro que rechazaría un proyecto que no cumpla con los aspectos citados, dice ahora que esos aspectos no son de su competencia cuando él mismo ha incumplido en su manejo y protección a nivel no solo de Crucitas, sino a nivel nacional. Lo anterior, a pesar de haber estado a cargo del MINAE, ente que por medio de la Dirección de Geología y Mina es a quien le compete regular y fiscalizar la actividad minera, tal como indica el Reglamento al Código de Minería.

Cabe entonces preguntarse: ¿Cómo se justifica entonces que el sector de producción minera se encuentre bajo un ministerio que dice que esos aspectos no son de su competencia, pero si niega permisos al ciudadano basado en los mismos?

Si al MINAE se le dificulta cumplir con el rol establecido por ley en lo que respecta a la promoción de la actividad minera en el país, deberían trasladar la Dirección de Geologia y  Minas al ministerio de su nacimiento, el MEIC, para que ahí se desarrolle la minería  como lo que es una actividad productiva ,una verdadera industria ya que con ministros fanáticos de la preservación y en el ministerio que se opone al desarrollo, es poco probable que Costa Rica logre estabilizarse.

 

MSc. Marlene Salazar Alvarado

PRESIDENTA

Colegio de Geólogos de Costa Rica

 

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *