Cobre mataría al Coronavirus y en Costa Rica tenemos

Por: Fernando Nietzen.

Desde hace miles de años los chinos, egipcios y fenicios consideraban al cobre como sinónimo de salud, vida eterna y belleza, no estaban equivocados. Cuando las bacterias, Ecoli o el mismo Coronavirus caen sobre superficies de cobre o aleaciones que lo contengan (como el bronce), mueren en cuestión de minutos, mientras que en otras superficies sobreviven por unos 5 días. Es por esta razón, que en la India beben agua en tazas de cobre, que en EEUU las tuberías para agua potable son de cobre y que el DIU para control natal es de cobre y libre de hormonas.

El cobre es un material antimicrobiano natural pasivo que auto esteriliza su superficie sin necesidad de cloro ni de electricidad. Lo vemos utilizado en grandes ollas para ciertos alimentos y en los tanques tuberías para fabricar cerveza, entre muchos otros.

¿Entonces por qué para mitigar futuras pandemias no utilizamos cobre? En los hospitales, transporte masivo y en nuestros hogares sería de gran utilidad precisamente porque mata bacterias, virus y patógenos varios sin posibilidades de que se den mutaciones. Puede parecer algo mágico pero los científicos ya saben claramente el cómo y por qué funciona.

En el 2015 se realizaron experimentos en tres hospitales y descubrieron que se redujeron las infecciones hasta en un 58% al utilizar aleaciones de cobre. Varios otros metales incluyendo el oro, platino y la plata tienen muchas características que también permiten salvar vidas y proteger el ambiente.

¡Es asombroso las propiedades del cobre! Y lo realmente asombroso no es la cantidad de aplicaciones antiguas y los crecientes nuevos usos para los productos que salen de la Tierra y la forma en que el ser humano los extrae, procesa y aprovecha para mejorar la vida de la humanidad entera.

¿Y en Costa Rica hay cobre? ¡Sí! Pero en nuestro caso lo más asombroso y lo más tenebroso es que en pleno Siglo XXI y a cielo abierto prolifere la patología social de los asesores de ministros y de C

asa Presidencial quienes dicen que la minería solo sirve para generar prostitución y tráfico de drogas, que jamás ningún pueblo ha salido de pobre gracias a esta industria. Ese tipo de comentarios se podrían esperar de algún impetuoso estudiante de 4 años de colegio adoctrinado en filosofías extremistas de izquierda. ¡Pero NO!, no es el profesor quien en este caso debe sufrir y batallar contra la ignorancia, es el pueblo de Costa Rica quien debe hacerlo o seguir sufriendo las consecuencias. En personas con autoridad constituye una mala praxis profesional.

Lo más trágico para todos los costarricenses es que estos asesores oscurantistas no están solos, de hecho, toda la plana mayor que no saben ni lo más mínimo acerca de usar la ciencia para beneficio de la sociedad ha realizado declaraciones igualmente temerarias y de la forma más irresponsable. Ha sido una moda para algunos satanizar a la minería profesional, mientras al mismo tiempo empeoran la situación del país minimizando las dimensiones del saqueo de nuestros minerales por parte de foráneos. La maldición no es el oro sino la pobreza, el desempleo, la pérdida de soberanía etc. Estimamos una pérdida anual de $550 millones en oro, solo en Crucitas, a eso se le debe sumar los costos numerosos de seguir en la negación y el inmenso daño colateral.

Otras frases radicalmente equivocadas de ideologías totalitarias han sido: “nadie dentro del partido (PAC) puede estar a favor de la minería”, “si no nos oponemos nosotros y el Frente Amplio, no hay oposición”, “si una empresa extrae el oro, el daño hubiera sido 500 veces mayor”, “Tenemos que ser más beligerantes políticamente y saber jugar… no hay que dar información a quien no se le debe dar” (diputados opositores), “esta administración hará todo lo posible para que no avancen las industrias extractivas”. Todo lo anterior va en contraposición al sentir de la gran mayoría de los costarricenses que apoyan el aprovechamiento de lo nuestro, especialmente en tiempos de recesión y desempleo histórico. En estos tiempos de crisis nacional es inconcebible que el Tribunal Ambiental Administrativo siga ignorando la denuncia (desde el 2018), del Colegio de Geólogos de Costa Rica, mientras aumentan los problemas asociados al saqueo de nuestros recursos en el norte del país.

Siendo un asunto de seguridad nacional extrema, ese silencio y la manipulación oficial sobre el tema indigna al ciudadano responsable que entiende que el MINAE quebranta la Ley de La República cuando no cumple con fomentar el aprovechamiento responsable de nuestros recursos mineros. Se quebranta además el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos mismo que enfatiza la dignidad humana sin miseria. El Pacto especifica que el pueblo de Costa Rica tiene el derecho a “disponer libremente de sus riquezas y recursos naturales. En ningún caso podrá privarse al pueblo de sus propios medios de subsistencia”. Solo queda escoger entre más impuestos y miseria o el aprovechamiento responsable de nuestros recursos.

https://tinyurl.com/sk2ksn5Descubren que el cobre mata al coronavirus

https://tinyurl.com/yxx44uz5 Pacto Internacional de los Derechos Civiles

https://tinyurl.com/sjb7z47 “El oro es sinónimo de prostitución, drogas y delitos, es una regla universal” dice al asesor del presidente. Es recomendable escuchar toda la entrevista.

Colegio de Geólogos preocupado por la posible llegada de COVID-19 a Crucitas

  • Ante la falta de control y salubridad en la zona la llegada del virus tendría grave impacto para la comunidad.

El COVID – 19 ataca en todo el mundo, ya en Costa Rica existen más de 30 casos confirmados, y en cualquier momento el virus podría llegar a San Carlos, y por ende a la zona de Crucitas donde no existe ningún tipo de control sobre los cientos de coligalleros que extraen el oro de  manera ilegal en la finca Vivoyet y sus alrededores, exponiendo así no solo a los ciudadanos sino también a los cientos de miembros de la fuerza pública, de salud y otras entidades quedan también en riesgo.

El Colegio de Geólogos de Costa Rica (CGCR) se encuentra realmente preocupado ante este panorama pues continúan pasando los meses y no hay control de ningún tipo en la zona, y de llegar el COVID-19 la situación tendría repercusiones muy graves, y terminaría también por afectar a los vecinos de la zona quienes en varias ocasiones han recurrido al CGCR en busca de ayuda para erradicar la orería ilegal.

“En momentos como estos es cuando más necesitamos ser escuchados, para resolver el problema de Crucitas; si se hubieran tomado en cuenta las advertencias y las sugerencias de nosotros los expertos,  se podría tener un mayor control en la zona inclusive para enfrentar crisis como la que vive el mundo actualmente con el Coronavirus”, aseguró Marlene Sálazar, presidenta del Colegio de Geólogos.

No se puede depender del turismo

Además, ante esta grave situación,  el Colegio llama la atención a las autoridades que insisten que el país puede depender del turismo para sostener su economía. En momentos de crisis para ese sector (que apenas inicia), es cuando se deja en evidencia que no es  recomendable depender de una sola actividad como el turismo para sostener la economía de Costa Rica.

“En estos momentos de crisis donde el turismo disminuirá significativamente en los próximos meses: los hoteleros ya confirmaron la cancelación de aproximadamente 8000 noches de hospedaje para los meses de abril, mayo y junio; y el ICT confirmó que ante la crisis mundial definitivamente habrá afectación. La minería responsable podría ayudar a todos los problemas que tiene el país desde el punto de vista económico, social y ambiental, y no la minería ilegal que produce fugas de divisas del país, sumado a problemas sociales y ambientales”, dijo Sálazar.

El Colegio además aprovecha para hacer un llamado a las autoridades correspondientes a suspender el ingreso de turistas de los países afectados por COVID-19 a Costa Rica.

 

Colegio de Geólogos preocupado por la posible llegada de COVID-19 a Crucitas 

  • Ante la falta de control y salubridad en la zona la llegada del virus tendría grave impacto
    para la comunidad.

El COVID – 19 ataca en todo el mundo, ya en Costa Rica existen más de 30 casos confirmados, y en cualquier momento el virus podría llegar a San Carlos, y por ende a la zona de Crucitas donde no existe ningún tipo de control sobre los cientos de coligalleros que extraen el oro de manera ilegal en la finca Vivoyet y sus alrededores, exponiendo así no solo a los ciudadanos sino también a los cientos de miembros de la fuerza pública, de salud y otras entidades quedan también en riesgo.

El Colegio de Geólogos de Costa Rica (CGCR) se encuentra realmente preocupado ante este panorama pues continúan pasando los meses y no hay control de ningún tipo en la zona, y de llegar el COVID-19 la situación tendría repercusiones muy graves, y terminaría también por afectar a los vecinos de la zona quienes en varias ocasiones han recurrido al CGCR en busca de ayuda para erradicar la orería ilegal.

“En momentos como estos es cuando más necesitamos ser escuchados, para resolver el problema de Crucitas; si se hubieran tomado en cuenta las advertencias y las sugerencias de
nosotros los expertos, se podría tener un mayor control en la zona inclusive para enfrentar crisis como la que vive el mundo actualmente con el Coronavirus”, aseguró Marlene Sálazar, presidenta del Colegio de Geólogos.

No se puede depender del turismo

Además, ante esta grave situación, el Colegio llama la atención a las autoridades que insisten que el país puede depender del turismo para sostener su economía. En momentos de crisis para ese sector (que apenas inicia), es cuando se deja en evidencia que no es recomendable depender de una sola actividad como el turismo para sostener la economía de Costa Rica.

“En estos momentos de crisis donde el turismo disminuirá significativamente en los próximos meses: los hoteleros ya confirmaron la cancelación de aproximadamente 8000 noches de hospedaje para los meses de abril, mayo y junio; y el ICT confirmó que ante la crisis mundial definitivamente habrá afectación. La minería responsable podría ayudar a todos los problemas que tiene el país desde el punto de vista económico, social y ambiental, y no la minería ilegal que produce fugas de divisas del país, sumado a problemas sociales y ambientales”, dijo Sálazar.

Colegio además aprovecha para hacer un llamado a las autoridades correspondientes a suspender el ingreso de turistas de los países afectados por COVID-19 a Costa Rica

Análisis técnico: Ley para el uso de materiales reutilizables

Análisis técnico sobre la aplicabilidad de la Ley para el uso de materiales reutilizables en pavimentos y obras de infraestructura vial, expediente 20572 Asamblea Legislativa

Por: Alán G. Alán Mora

Recién aprobada por mayoría de votos en la Asamblea Legislativa de Costa Rica, la Ley para el uso de materiales reutilizables en pavimentos y obras de infraestructura, donde se establece en su Artículo 1 y cito textual “En todo proyecto de construcción, reconstrucción, conservación, mantenimiento y rehabilitación que ejecute el Estado y las municipalidades en las vías nacionales y cantonales, respectivamente, mínimo el cincuenta por ciento (50%) del volumen total de los materiales que se requieran para la construcción de estos pavimentos y obras de infraestructura vial deberán contener algún porcentaje de materiales reutilizables”, siendo esta medida gradual hasta alcanzar los primeros 5 años después de publicada esta Ley según su Transitorio Único. Preocupado como ciudadano y profesional con experiencia en la producción de agregados pétreos en el país, sobre la verdadera aplicabilidad de este instrumento jurídico, el cual obligará a las municipalidades, Estado y empresas constructoras a consumir el 50% de agregados reciclados para la industria de construcción de carreteras, tome un rato de mi tiempo, para obtener datos importantes tanto en publicaciones y medios periodísticos sobre este tema para dar un panorama general de la situación.

En fin entremos en detalle, resulta ser que un concreto asfáltico según la literatura, está compuesto aproximadamente por un 95% de agregados pétreos y un 5% de bitumen asfáltico, el peso específico promedio del concreto asfaltico es de 2.186 ton/m3 por lo que 1 tonelada (Ton) de este cemento está constituida en promedio por un volumen de 0.46 m3 entre agregados pétreos (arena,

polvo de piedra, quintilla y piedra cuarta) y bitumen asfáltico. Con estos datos tenemos que por cada tonelada de cemento asfáltico, se requieren 0.437 m3/ton de agregados y 0.023 m3/ton de bitumen de asfalto.

Basados en el informe de ventas de RECOPE del año 2018 Castillo (2019[1]), durante ese año se vendieron 112,525.00 m3 de asfalto, siendo conservadores, si se asume que mínimo un 90% de todo ese asfalto fue consumido en la fabricación de concreto asfáltico dentro del territorio nacional, aplicando matemática simple, podemos deducir que se consumieron en total 101,272.50 m3 de asfalto/año. Teniendo en cuenta que proporcionalmente hablando el porcentaje de asfalto representa un 5% del total de la mezcla del cemento asfáltico (0.023m3/tonelada de asfalto), en costa rica el año 2018 se consumieron un total de 4.4 millones de toneladas de asfalto, lo que equivale a 2.01 millones de m3 de concreto asfáltico, tomando en cuenta un peso específico del concreto asfáltico de 2.186 ton/m3. Esto representa un aproximado de consumo de agregados pétreos de 1.9 millones de metros cúbicos, utilizados en la construcción de concreto asfáltico, teniendo en cuenta que los agregados rocosos representan el 95% de la mezcla de concreto asfáltico. Esta cantidad de agregados pétreos consumidos en la industria de construcción de carreteras, equivale aproximadamente a un 16% de la producción anual de agregados para la construcción que se producen en el país, tomando en cuenta que la producción anual es de aproximadamente 11.9 millones metros cúbicos por año Alán (2019[2]). Aplicando la Ley recientemente aprobada denominada “Ley para el uso de materiales reutilizables en pavimentos y obras de infraestructura vial, expediente 20572 Asamblea Legislativa”, que establece que a partir del 5° año de su publicación, se tiene que sustituir los agregados pétreos de primer orden por un 50% de agregados reutilizados o reciclables, tomando en cuenta, que los agregados pétreos constituyen el 95% del cemento Asfaltico, entonces se tendrían que producir un total de 0.95 millones de metros cúbicos de agregados reciclados por año, solo para abastecer la industria de construcción de concreto asfáltico para carreteras. Esto representa un total de aproximadamente el 8% de la producción anual de agregados, este 8% tendría que ser producidos por el reciclado de agregados existentes en la matriz del cemento Asfaltico y cementos tipo Portland. Conocemos que actualmente el reciclado de agregados pétreos en el caso de cementos asfalticos ya es muy común en las carreteras de nuestro país, pero el reciclado de los agregados en cemento Portland es mucho más complejo y costoso, ya que implica la separación de la piedra primero de la matriz cementante y posteriormente de la estructura metálica del concreto como tal, lo cual puede encarecer los costos de construcción en gran medida.

Por otra parte el Lanamme propone la incorporación de plástico a la mezcla de concreto asfáltico para la construcción de carretera, excelente idea pero hablemos de números. Estudios del Lanamme demuestran que el plástico incorporado al concreto asfáltico sustituirá en promedio un 3% del agregado rocoso, lo que se traduce aproximadamente en el reciclaje de 1000 botellas plásticas por cada tonelada de concreto asfaltico fabricado LANAMME (2018[3]). Según la producción anual de concretos asfálticos, de 4.4 millones de Ton/año, si sustituimos el 3% de los agregados pétreos del concreto bituminoso por plástico, usado para la industria de carreteras, equivaldría a utilizar anualmente un aproximado de 57,407.00 m3 de plástico/año, tomando en cuenta que el peso específico del plástico es de aproximadamente 0.9 Ton/m3. Si se toma en cuenta que en Costa Rica se produce anualmente un aproximado de 205,860.00 toneladas de plástico, esto representa un total de 228,733.00 m3 de plástico/año, de todo ese plástico desechado, apenas el 2.48% de ese plástico es reciclado (Artavia, 2018[4]) o sea 5,672.00 m3 de plástico/año, esta cantidad de metros cúbicos de plástico reciclados, no alcanzaría a suplir toda la demanda de 57,407.00 m3 de plástico por año para la construcción de carreteras asfálticas, teniendo un déficit de demanda del 90% del plástico a utilizar en el concreto asfaltico, y esto que se asume en este análisis, que todo el plástico reciclado actualmente en Costa Rica, se puede utilizar en construcción de carreteras (caso hipotético).

Por otra parte la Ley no deja claro, que va a pasar con la construcción reconstrucción y reparación de los miles de kilómetros de vías nacionales y cantonales construidas en lastre, que tipos de materiales “reciclados o reutilizables” se van a utilizar en esas carreteras, si en la mayor parte de las localidades rurales donde se encuentran estas vías, con costo y existen fuentes primarias de agregados (canteras y cauces de dominio público) para producir bases o sub-bases trituradas y bases granulares para el mantenimiento de estas vías. Por lo tanto, esta Ley para el uso de materiales reutilizables en pavimentos y obras de infraestructura, no hace mención a la diferencia del uso de los materiales reutilizables que se utilizarán entre las carreteras de concreto asfáltico, concreto Portland o caminos de lastre, que es donde se consume la mayor cantidad de agregados pétreos en obras de infraestructura vial.

Por tanto, la Ley recientemente aprobada para el uso de agregados reciclados y alternativas amigables con el ambiente, a nivel personal me hace pensar en una serie de interrogantes:

  1. Está la industria de carreteras, municipalidades, el estado costarricense y la industria de producción de agregados pétreos del país, en condiciones reales de asumir la sustitución del 50% de los agregados rocosos por agregados reciclados utilizados dentro de la industria de construcción y mantenimiento de carreteras , en término de 5 años a partir de la Ley aquí analizada.
  2. Se encarecerán las obras de construcción vial en nuestro territorio nacional por este tipo de medidas ambientales, cuál será el verdadero costo económico para el país en asumir este reto.
  3. Realizó el Estado costarricense antes de promulgar y aprobar esta Ley, un análisis económico costo-beneficio, sobre el impacto que esta medida legal traerá sobre la construcción de infraestructura vial y la calidad y durabilidad de las obras a construir con estos materiales.
  4. Como suplirá el mercado costarricense de reciclados, el déficit del 90% de la demanda de plástico (51,735.00 m3/año), para poder dar abasto en la sustitución del 3% del agregado pétreo dentro de la industria del cemento asfáltico, cuando esta medida sea obligatoria, ya que actualmente en Costa Rica se reciclan anualmente apenas el 8% del plástico generado lo que equivale apenas a un total de 5,672.00 m3/año.
  5. Será que las municipalidades, el Estado costarricense o las empresas constructoras de carreteras, tendrán que suplir este déficit de plástico reciclado importando esta materia prima, esto nos deja una gran interrogante, quien se verá beneficiado con esta medida. Fue realmente creada esta Ley en pro de proteger el ambiente pretendiendo la disminución del consumo de agregados pétreos de primera calidad, o realmente es una medida para tratar de favorecer a unos pocos con el tema del reciclaje plástico y la producción de agregados pétreos reciclados.

En conclusión, la idea de la Ley de la república bajo el expediente N° 20570 de la Asamblea Legislativa aquí analizada, desde el punto de vista ambiental es muy loable, pero evidentemente desde la perspectiva técnica del suscrito, carece de un análisis serio costo-beneficio, quedando en evidencia el grado populista de la misma, sin tomar en cuenta las consecuencias reales que esto pueda tener para el país y sus ciudadanos, al ser ya Ley de la república y por ende de acatamiento obligatorio por las partes.

 

Referencias:

[1] Castillo, J., 2019: Informe Anual de ventas 2018.- 60 págs. Recope, San José.

[2] Alán, A., 2019: Aporte económico y social de la Minería de Agregados pétreos para la construcción a la economía costarricense. Delfino, 3 julio 2019.- https://delfino.cr.

[3] LANAMME, 2018: El Lanamme UCR elabora asfalto con sostenibilidad ambiental.-ucr.ac.cr/noticias/2018/07/10

[4] Artavia, S., 2018: Costa Rica desecha 564 toneladas de plástico al día, solo 14 toneladas de residuo de ese material es reciclado. La Nación, 5 de junio, 2018.- https://www.nacion.com.