¡NO más especulación! La REALIDAD de un proyecto minero en Crucitas

Por: Colegio de Geólogos de Costa Rica

El tema de Crucitas ha sido y seguirá siendo de gran polémica, sobre todo por la gran de especulación que demuestran algunos políticos, su asesores y otras personas que no hablan con la verdad a la hora de brindar u opinión o hacer afirmaciones en los distintos medios de comunicación.

Es por eso que el Colegio de Geólogos quién no está defendiendo a ninguna empresa o proyecto, sino más bien a la actividad como tal, se ha dado a la tarea de dar a conocer a los costarricense la especulación versus la realidad de lo que hubiera sido la explotación minera en Crucitas.  Realmente es preocupante la oposición sin fundamento al aprovechamiento de nuestros recursos minerales, es lo que fomenta y permite que continúe el robo y la afectación a nuestra economía, soberanía y a la calidad de vida de todo residente.

La realidad es que según la resolución que otorgó la concesión y al Estudio de Impacto Ambiental aprobado por la SETENA, la explotación autorizada por la Dirección de Geología y Minas (DGM) sería hasta los 75 metros sobre el nivel del mar; por lo tanto, NO hubiera quedado ningún hueco en el sitio de extracción tal y como lo han afirmado en distintas publicaciones.

Preocupa cómo los jerarcas del gobierno han venido ignorando a los expertos, mientras que permite la opinión de ajenos al tema y más preocupante aún a NO especialistas en el campo de la minería. No podemos olvidar cómo dos exministros del MINAE advirtieron de “consultores indispensables o exitosos”, que dicen saber de todo, quienes se oponen al desarrollo de proyectos de forma “perversa”.  Basta con ver el diagrama presentado en una entrevista de Radio, cuyo único fin era  el de dar a entender que iba a quedar un gran hueco,  ese gráfico está repleto de errores.

Hasta marzo del 2018, la DGM estimaba una pérdida de unos $400 millones en oro. Falta sumar estos dos años ahora con más profundidad, extensión y mejores equipos. La orería ilegal ha generado problemas a nivel ambiental y económico, de salubridad y social que ponen en peligro la estabilidad de la nación en tiempos de un desempleo histórico y de recesión económica. Según la DGM el área afectada era entonces de 3500 hectáreas para febrero 2018 … no es poco el terreno.

En muchas de las publicaciones han dicho que no hay ejemplos exitosos de minería en países tropicales, pero si los hay, tal es el caso de Panamá, República Dominicana y ¡hasta Cuba!. Por el contrario, es la orería ilegal la que genera los grandes desastres en América Latina y esta es el resultado natural de la prohibición de la actividad técnica y LEGAL.

El Colegio de Géologos de Costa Rica lo advirtió desde el 2009, y lo que actualmente pasa en nuestro país sobrepasa incluso estas advertencias. ¿Lo peor? No hay fin a la vista, y habrá muchos sitios en el país donde iremos viendo la repetición de lo que sucede en Crucitas durante muchas décadas.

El proyecto de ley N° 21.782 el cual el Colegio apoya, es para el aprovechamiento de los recursos en las zonas rurales de todo el país, mas NO así en el mar patrimonial, como algunos se han dejado decir. Los países más desarrollados y con mayor conciencia ambiental han aprovechado los recursos naturales que poseen.  ¿Por qué Costa Rica no puede hacerlo también? Todos los ciudadanos costarricenses tenemos derecho al desarrollo.

La minería LEGAL genera gran cantidad de empleos, directos e indirectos y paga más impuestos que una empresa común.  Los Geólogos son una minoría absoluta en una mina técnicamente trabajada, ya que se requieren profesionales y técnicos nacionales de muchos campos.

Lo cierto es que los Geólogos conocedores de la DGM, del Colegio de Geólogos de Costa Rica, algunos extranjeros y con estudios de la UNA / Cornell University, han llegado a la misma conclusión: que la única manera de detener el saqueo y sus efectos destructivos para Costa Rica es extrayendo y aprovechando de forma técnica y LEGAL el yacimiento de oro para beneficio del costarricense.

 

 

 

Realidad vs. Especulación de la explotación minera en Crucitas

 

REALIDAD. Acorde a Resolución R217-2008 MINAE (basado en oficios DGM-DC-320-2001 del 14 de marzo del 2001 y DGM-DC-2085-2001 del 26 de noviembre del 2001). Comunicado al señor ministro Carlos Manuel Rodríguez por la directora de la DGMen octubre del 2018 en reunión con el sector geológico nacional.

 

ESPECULACIÓN. Gráfico lleno de errores sin sustento técnico.

 

Ante varias discusiones y publicaciones en distintos medios de comunicación por parte de miembros del gobierno y personas malintencionadas que buscan distorsionar la realidad, luego de la presentación del Proyecto de Ley N°21,782 “Ley para el aprovechamiento rural de los minerales metálicos en Costa Rica”, el Colegio de Geólogos de Costa Rica, desea dar a conocer a todos los costarricense la especulación versus la realidad de lo que hubiera sido la explotación minera en Crucitas.

REALIDAD:

  • De acuerdo a la resolución R217-2008 del MINAE (basado en oficio DGM-DC-320-2001 de marzo del 2001 y DGM-DC-2085-2001 de noviembre del 2001), la explotación autorizada por la Dirección de Geología y Minas sería hasta la cota de 75m.s.n.m. (se muestra en el segundo gráfico). NO hubiera quedado ningún hueco.
  • A febrero del 2018 se habían robado más de $400 millones con la explotación ilegal en Crucitas.
  • La minería ilegal ha generado problemas a nivel ambiental, de salubridad y social. Y desde la perspectiva técnica y de REALIDAD NACIONAL un COMPLETO desastre ambiental, económico y social.
  • La minería SI existe en países tropicales. Ejemplos exitosos: Panamá y República Dominicana, tanto en lo ambiental, económico y lo social. ACTUALMENTE es una realidad que ayuda mucho a la situación económica y fiscal de esos países.
  • El proyecto de ley N° 21.782 es para el aprovechamiento de los recursos en las zonas rurales de todo el país, NO en el mar patrimonial.
  • Los países más desarrollados en el mundo, han aprovechado los recursos naturales que poseen.
  • Todos los ciudadanos costarricenses tienen derecho al desarrollo, sin importar el tamaño de su comunidad.
  • La minería genera gran cantidad de empleos, directos e indirectos y paga más impuestos que una empresa común.
  • Actualmente el país desconoce la cantidad de oro incautado en Crucitas.
  • Área afectada: 3500 hectáreas a febrero 2018, no son pocas hectáreas.
  • Cuidado con los consultores indispensables (de acuerdo a dos ex ministros) que dicen saber de todo.

ESPECULACIONES:

  • “Sentencia caso Crucitas… 50 hectáreas de ancho y 75 metros de profundidad” ¡Falso!.
  • De haberse llevado a cabo el proyecto en Crucitas, Costa Rica tendría “un hueco del tamaño del Estadio Nacional para sacar oro”.
  • Tratar de resolver el puntual problema de Crucitas, exponiendo los 550.000Km2 de nuestro territorio (terrestre y mar patrimonial) a la explotación minera es absolutamente desproporcionado.
  • La empresa hubiera hecho más daño que el actual.
  • “Hay una estrategia entorno al oro… Eso lo decomisamos de cuando en cuando, porque hay que procesarlo y se vuelve a colocar en la naturaleza”.
  • Este desastre (orería ilegal) habría sido 500 veces peor con una empresa minera.
  • 127 hectáreas son las afectadas (actualmente CON EL CAOS y la ILEGALIDAD (1,27km2)).

La Sociedad Demanda, los Mineros Proveemos.

Por Alejandro Arauz

Geólogo y minero

La minería constituye uno de los grandes pilares sobre los que descansa la estructura social.  Sin minería, ni ustedes estarían leyendo este texto ni yo tampoco habría podido escribirlo. Los aparatos electrónicos que permiten esta comunicación son una verdadera tabla periódica de los elementos químicos, provenientes de hoyos en la tierra llamados minas. Mi computadora y la suya están cundidas de elementos como el cobre, oro, litio, cromo, plata, titanio, níquel, sílice, boro, estroncio, germanio, aluminio, hierro, carbono y un largo etcétera. Sin embargo, la desinformación de algunas personas sobre la industria minera es tal, que llegan a considerarla una enemiga de la sociedad cuando es todo lo contrario.

El desconocimiento sobre la minería ha llegado a los niveles más altos de la política nacional. Escuché hace algún tiempo a la actual vicepresidenta referirse a la minería como una actividad depredadora. Hace unos 10 años, el presidente actual evacuó su desprecio por la minería y habló de “mina inmunda” refiriéndose a Crucitas…su negatividad se transformó en realidad. Y, paradójicamente, el mismo día que los diputados de la legislatura 2010 al 2014 aprobaron la ley 8904 que prohíbe la minería metálica, aprobaron también el reemplazo de toda la flotilla vehicular de la Asamblea contribuyendo al consumo de metales. Como corolario, esta ley contribuyó al desastre ambiental en Crucitas y Abangares pues autorizó el uso del mercurio en la explotación artesanal del oro.

A pesar de lo que digan algunos políticos y los pseudoambientalistas, la minería es y seguirá siendo una industria fundamental y el desarrollo humano depende de ella. En el mundo, cada año consumimos más de 3 mil millones de toneladas de mineral de hierro, 250 millones de toneladas de mineral de aluminio y 20 millones de toneladas de cobre refinado. Cada uno de nosotros consumirá durante la vida alrededor de 1,5 millones de kilos de minerales, a través de una compleja cadena de consumo, que parte desde una mina y que desemboca en los productos que diariamente utilizamos. Y gran parte de esta materia prima proviene de minas a cielo abierto en regiones tropicales como Australia, India y Brasil en el caso del hierro y Jamaica, Colombia, Venezuela, Brasil, África meridional y Australia en el caso del mineral de aluminio. Pensemos en eso la próxima vez que compremos un kilo de clavos o el nuevo celular inteligente.

Cada familia, cada comunidad, cada nación, conforme se desarrolla consume minerales en gran cantidad.  Millones de personas que surgen de la pobreza en América Latina, en India o en China aspiran y tienen derecho a tener una mejor calidad de vida contando con una lavadora, una cocina, o teniendo agua corriente. ¿Alguien le puede negar a una mujer de la India su derecho a guardar oro como manera de asegurar el futuro de sus hijos?

Por estar ligada al consumo, la industria minera responde a los cambios en el mismo, priorizando aquellos minerales de gran demanda. Por eso en nuestros tiempos de celulares, hay un boom exploratorio por el litio. También, la minería tiene gran relevancia en el desarrollo de tecnologías sustentables. Por ejemplo, un vehículo de combustión interna contiene aproximadamente 23 kilos de cobre principalmente en su sistema eléctrico y electrónico, un vehículo híbrido unos 40 kilos mientras que uno eléctrico, 83 kilos de cobre. O sea, dentro de un vehículo eléctrico hay 3,6 veces más cobre que en uno de combustión interna. Con la tecnología actual, el uso de los vehículos eléctricos implica un aumento en la demanda de cobalto, litio, cobre, grafito y manganeso. La Federación de Industrias Alemanas viene advirtiendo que se acerca una escasez de materias primas necesarias para la producción vehículos eléctricos y celulares. Por esta razón, el precio cobalto ha subido en un 270% desde el 2010.

La visión de la minería depredadora ha cambiado drásticamente a nivel mundial. Los países de la Unión Europea están reabriendo sus minas y explorando en la búsqueda de nuevos yacimientos, incorporando y desarrollando nuevas tecnologías a la vez que genera cientos de miles de empleos. A partir de mayo de 2019, el Banco Mundial abrió un fondo destinado a financiar extracciones mineras climáticamente inteligentes y sostenibles. Países de un tamaño y en ambientes similares a Costa Rica, como República Dominicana o Panamá, están obteniendo importantes beneficios de la minería de manera sustentable.

Por lo anteriormente expuesto, considero de gran importancia nacional la valiente propuesta denominada “Ley Para el Aprovechamiento Rural de los Minerales Metálicos en Costa Rica”, presentada por la diputada María Inés Solís Quirós, bajo el expediente 21782, con el apoyo del Colegio de Geólogos de Costa Rica. Esta ley derogará la nefasta 8904 y abrirá las puertas a la minería sustentable. ¡Enhorabuena!

¿Tiene Costa Rica realmente un modelo de desarrollo?

Por: Fenando Nietzen

Quienes se niegan a creer en la crisis nacional, y andan con la narrativa de que las personas desempleadas en CR lo están por 3 razones específicas como: haber estudiado lo que no tiene demanda, la no actualización en su campo o la modernización, o que por la robotización y tecnología se requieren menos trabajadores; es porque realmente prefieren pensar que no existe ninguna crisis en nuestro país.

Sin pretender negar lo obvio y evidente, en el sentido de que existe la responsabilidad personal y que las personas pueden haber tomado malas decisiones que ahora les pasan la factura, realmente no existe escenario bajo el cual el gobierno no tenga responsabilidad mayoritaria en el elevado índice de desempleo en Costa Rica.

Veamos la realidad correspondiente a cada excusa:

Carreras que no tienen demanda: ¿Quién mantiene y fomenta carreras que no tienen un mercado sano ni estable si no es el gobierno? Hoy día es sencillo comprobar que entre los indigentes tenemos a profesionales de casi todos los campos, abogados, doctores y odontólogos, entre otros. Muchas veces la falta de demanda no es aleatoria, sino obedece a las malas políticas estatales. Tal es el caso en muchos campos, entre ellos la agricultura, la minería, la pesca, el transporte, la construcción etc. Tenemos campos laborales donde los técnicos o profesionales del ramo no pueden desenvolverse en ese ámbito precisamente por el ambiente hostil y anti empresarial estatal. El gobierno, de forma arbitraria, sin estudios que lo respalden ha puesto todo su empeño en campos riesgosos, monotemáticos y que obedecen a modas temporales como la carbono-neutralidad.

Falta de actualización en su campo: Esto sería fácil de solventar, puede ser un factor pero de limitada importancia. Las empresas normalmente actualizan y entrenan a los colaboradores que lo necesitan. ¿Dónde está la coordinación con el MEP, INA, CTPs y las Universidades? Los trabajadores tienden a no invertir tiempo ni dinero en prepararse para campos laborales que no están en franco crecimiento. Alguien debe seguir produciendo los bienes y servicios tangibles que el país necesita diariamente para seguir funcionando.

La modernización requiere menos trabajadores: En 2009 en E.E.U.U. el presidente Obama tuvo las mismas prácticas de menospreciar a millones de personas que se dedicaban a industrias que consideraba obsoletas, asegurando que “esos puestos de trabajo ya no van a volver… no hay forma de generar miles de nuevos puestos de trabajo, nadie puede usar su varita mágica y bajar el desempleo a los niveles de antes”, y el desempleo descendió a niveles históricos del 3.8%, el más bajo en los últimos 49 años. Costa Rica no es un país lleno de fábricas, no se producen autos y casi todo es importado, sin embargo, nos dicen que las máquinas han desplazado a los trabajadores. Cualquier nuevo uso de máquinas ya sea una aplicación de software o que sea parte de un proceso de fabricación requiere de nuevas cantidades de trabajadores. UBER es un claro ejemplo de esto, miles de costarricenses y refugiados hoy día logran alimentar a sus familias gracias a este servicio y no por participación ni apoyo del gobierno.

En el ámbito especifico minero tenemos una característica que parece se escapa a la mayoría de la población y al casi 100% de los políticos. Un cantón o un distrito puede decidir dejar de sembrar piña o caña, o no hacer más ganadería, y ese vacío puede ser reemplazado por otra actividad que de alguna manera genera ingresos y beneficios con valor para la sociedad. ¿Nadie va a venir a sembrar piña a escondidas o a la fuerza verdad?

Pero ¿qué sucede si tenemos un yacimiento rico en oro y decidimos no sacarle provecho por temores y oportunismos infundados

  1. Ese vacío del aprovechamiento técnico y legal del recurso es rápidamente suplantado por la orería ILEGAL, sin control ambiental ni social de ningún tipo.
  2. Gasto millonario por parte del Estado con el fin de dar la imagen de que se mantiene el control y la soberanía nacional, dinero de los costarricenses para la eternidad mientras exista el yacimiento.
  3. Se pierden cientos de empleos directos bien remunerados en un proyecto minero, se pierde el valor multiplicador para la economía local y nacional, y se asume el costo de oportunidad por todo lo que se deja de hacer por no tener fondos ni crecimiento.
  4. Pérdida de la paz social, la dignidad humana e incremento de todo tipo de actividades ilegales asociadas a la bonanza extractiva ilegal.
  5. El país ENTERO se acerca cada día más a convertirse en un narcoestado, al atraer a grupos cada vez más fuertes y más violentos que incluso incursionan en la política.
  6. Los calificadores internacionales de riesgo bajan a Costa Rica continuamente de nivel, con lo cual el círculo vicioso descendiente se acelera.
  7. Cuando el costarricense se de cuenta de que no habrá paz ni turismo por el estado fallido empezará a interesarse, pero ya será demasiado tarde y la mesa estará servida para un Maduro Tico.

Hay quienes afirman que Costa Rica jamás podría convertirse en otra Venezuela principalmente porque no hay ejército que pueda ser utilizado en contra del propio pueblo, esto es un error simplista y fatal para nuestra existencia. El no tener ejército, ni una ciudadanía entrenada, por el contrario es una invitación a quien quiera venir a aprovecharse de nosotros, vengan de donde vengan.

La pregunta es para el ciudadano que vive en un estado fallido y sin medio digno de sobrevivencia, ¿qué le importa si se llega a ese punto por imposición de un ejército nacional o por varias fuerzas internas o externas? Poco consuelo sería poder afirmar que en Costa Rica somos diferentes porque no es nuestro propio ejército el que nos oprime y mantiene en la miseria.

https://www.youtube.com/watch?v=AqzoO-Hu1mk

Opresión Oficial

Por: Fernando Nietzen.

Es probable que usted haya pensado: “Como yo no soy geólogo no me afecta el desperdicio de nuestros recursos minerales, y como tampoco vivo en la zona norte no me afecta su anarquía reinante por el saqueo del oro”. Lastimosamente no es cierto, cuando la gente se hace de la vista gorda por injusticias que no les afecta de forma inmediata, no habrá nadie que les pueda ayudar cuando les toque su turno.

Hay muchas actividades productivas que podrían dejar de existir, por ejemplo, el sembrar piña o caña, o la ganadería de engorde, estos productos serían sustituidos por otros que generarían iguales o mayores ingresos y la sociedad continuaría su vida normal, pero no se puede decir lo mismo sobre la extracción del oro.

Es común que las prohibiciones tiendan a generar problemas peores de los que pretenden evitar. Pese a que coincidimos con el ministro del MINAE en varios puntos que en teoría permitirían hallar soluciones realistas al caos minero creciente, como por ejemplo que ha reconocido en el contexto de la prohibición de minería metálica en Costa Rica, no saber nada de geología y menos de minería, además de afirmar que los geólogos somos los expertos en el campo del aprovechamiento de recursos minerales de nuestro subsuelo. ¿Cuál será entonces la razón por la que no vemos esfuerzos ni soluciones realistas para esta problemática?

La respuesta es simple: IDEOLOGIA y POLITIQUERIA. El ministro Rodríguez acepta que desconoce del tema minero y delega este campo a otras personas que lo desconocen tanto como él, mientras se deja asesorar por extremistas fundamentalistas que no ven la necesidad de generar empleo, desarrollo y bienestar.

Así mismo, algunos diputados con sus propuestas, le recetan SUBSISTENCIA a los ciudadanos que trabajan en la extracción minera metálica, pero en el Colegio de Geólogos de Costa Rica, sabemos que lo correcto y posible es muchísimo más que una subsistencia localizada. Por encima de los altos niveles de desarrollo que la minería genera a corto plazo, buscamos el bienestar y la dignidad de las personas a nivel nacional.

Gracias a la prohibición oficial de la minería metálica, cientos de kilos de cianuro ingresan al país de manera informal sin implementar los controles necesarios. Este compuesto no es utilizado en Crucitas, pero algunos consideran muy conveniente culpar a la zona que ya no es de dominio costarricense. Por medio de la ley mal-concebida que prohibió la minería metálica a cielo abierto en el 2010 (N° 8904), y que fomentó el uso MERCURIO (altamente tóxico), se obligó a algunos a utilizar cianuro de forma clandestina y se le da especial énfasis a la SUBSISTENCIA de las personas como si fuera algo positivo, una verdadera pesadilla izquierdista hecha realidad y que ha cumplido bien sus nefastos objetivos.

Actualmente el desempleo rural es del 32% y tenemos a nivel nacional una gran cantidad de indigentes obligados a deambular en nuestras ciudades. Muchos creen que esas personas están en la calle debido al abuso de drogas, sin embargo, conversando con grupos que les dan auxilio, nos confirman que cada vez más profesionales de todo tipo, personas jóvenes, e inclusive mujeres, están en la calle principalmente por nuestra economía en crisis.

Todo costarricense se ve afectado por la orería ILEGAL y no es posible ni realista solucionar esta anarquía mientras se ignora a los vecinos y a los técnicos que tienen el conocimiento fundamental. Los asesores del ministro pretenden confundir al público igualando la actividad profesional que ellos satanizan con la actividad empírica e ILEGAL que ellos hacen posible, esto puede ser considerado falta de ética y de verdad. Sin ética personal, profesional y política no puede haber justicia social.

Aunque usted no tenga nada que ver directamente con la minería y no viva en una de las muchas zonas con recursos de oro, la orería ILEGAL llegará a afectar su calidad de vida y su paz. Tal como le viene sucediendo desde hace 4 años a los vecinos de Cutris abandonados por el gobierno. (Si desea ver lo que viene para CR, haga una simple búsqueda en la red del tema de minería ILEGAL en la selva amazónica).

A diferencia de los cultivos y actividades mencionados, si no se aprovecha el oro legalmente, las consecuencias serán desastrosas. La primera sería la de meterle más impuestos al ciudadano para cubrir los gastos eternos generados por la prohibición misma, además de aumentar impuestos y endeudar al costarricense para lograr el funcionamiento normal del gobierno, mientras “se regala” lo que pudo haber financiado dichos gastos. La actividad ILEGAL llena el vacío producido por la prohibición de la minería seria y profesional. La tentación de participar en la piñata del “oro gratis” es demasiada para nacionales y extranjeros, empleados o desempleados, justos o delincuentes. Como hemos mencionado en el pasado, no existe actividad humana que genere más que la minería metálica.

La orería informal florece en cada país donde su gobierno prohibe la actividad o apruebe legislación patológica que ahuyente a quienes prefieren trabajar correctamente y bajo marcos legales serios y estables. Los senadores estadounidenses ya se alertaron y han indicado que la minería ILEGAL de América Latina es un asunto de seguridad nacional para los Estados Unidos. Es lógico esperar que ese país declare otro descenso a la clasificación que dan a sus empresarios y turistas por la inestabilidad e incapacidad de nuestro país ante la orería y sus muchas consecuencias.

El país ha perdido a la fecha aproximadamente $800 millones en oro y otros $500 millones en aspectos hasta cierto punto intangibles, tales como el valor de la vida humana, la seguridad ciudadana, el estado de derecho, la soberanía, el costo de oportunidad por lo que no se pudo hacer o construir, entre otros. De igual forma en como lo advertimos hace una década, que la prohibición a la minería metálica daría origen al caos que ya hoy vemos en Cutris, podemos asegurar que quienes siguen mintiendo para satanizar a la industria minera moderna y legal son los responsables de toda la miseria y sangre resultante, incluyendo la desestabilización del país y el creciente estado fallido, por ahora, regional.